Archive for the ‘Dibujo’ Category

El reparto de los pesos en el dibujo

En un cuadro, el equilibrio se observa a partir de la disposición de los diferentes elementos que lo componen, pero no necesariamente son únicamente elementos compositivos los objetos del modelo.

En el dibujo realizado con variedades tonales, las masas de sombra también ejercen un peso visual que se puede contrarrestar a partir de la apertura de blancos.

Los pesos en el dibujo se entienden a partir del juego de equilibrios entre las masas de sombra y las de las luces; de hecho pueden establecerse una serie de líneas imaginarias o esquemas que indican el reparto de masas en un dibujo determinado.

La composición, a partir de las masas de grises en los dibujos con un gran sentido de la valoración tonal, se compensa con puntos de luz situados de manera que se equilibren los pesos luminosos de la composición.

El apunte y el dibujo definitivo

El proceso que abarca desde el apunte hasta el dibujo definitivo es básicamente valorativo; en el los pequeños aportes de tonos mas oscuros sirven para definir los volúmenes que en el primer proceso de valoración habían quedado mas planos.

Desde el difuminado hasta el acabado del dibujo, el trabajo que se realiza con los dedos se alterna con el trazado de la barrita de sanguina, restando presencia al trazo en unas ocasiones o bien perfilando la forma a fin de definirla en su contraste contra el fondo.

Arrepentimiento en el dibujo

El arrepentimiento es una de las constantes mas frecuentes en el arte; un artista puede haber realizado una determinada obra y, en el ultimo momento, darse cuenta de un error que se le había pasado desapercibido en un principio.

En muchas ocasiones el arrepentimiento consiste en un simple borrado de la zona errónea, pero en otras este arrepentimiento es una exhaustiva labor comparativa entre la primera visión del modelo sobre el papel, el modelo y la representación mas definitiva.

La goma de borrar

arrepentimiento-en-el-dibujo

La goma de borrar es uno de los medios mas prácticos en el arrepentimiento, pudiendo servir tanto para eliminar zonas erróneas como para dibujar blancos o brillos. Cada medio de dibujo requiere una goma de borrar diferente, el carboncillo se borra con facilidad con la goma maleable y la tinta se puede corregir utilizando una goma de plástico duro.

A menudo la goma de borrar tiene una función compensadora entre las zonas de máxima luz y las sombras, abriendo blancos cuando la elaboración del dibujo ha llevado todo este a un punto de falta de matices o contrastes; entonces, alternando la goma de borrar con un nuevo difuminado de la valoración eliminada, el dibujo vuelve a adquirir los volúmenes perdidos.