Archive for the ‘Dibujo a caña’ Tag

Modelado de la figura a la sanguina

El desnudo es uno de los temas preferidos por la mayoría de los artistas. A partir de un modelo se pueden realizar múltiples investigaciones de iluminación, encuadre desde el punto de vista anatómico, de proporción o de análisis de la figura en escorzo.

modelado-de-la-figura-a-la-sanguina

Por otro lado, la sanguina es un medio de dibujo con una amplitud tonal muy alta; su difuminado es fácil y, por tanto, el posible trabajo de valoración tan solo queda supeditado a la propia capacidad expresiva del artista.

La sanguina presenta un color calido y, dada su opacidad, se permite el dibujo sobre papeles de color, cosa que puede llegar a enriquecer los tonos conseguidos.

Dibujo a caña

Dentro de los diversos medios dibujanticos, las tintas ocupan un importante papel entre los medios técnicos. La aplicación de la tinta en el dibujo se puede realizar de múltiples forma dependiendo del medio que se utilice; el dibujo a caña presenta unas características ir peculiares tanto en trazo como en forma.

La tradición del dibujo a caña se extiende hasta el arte oriental y perdura en nuestro tiempo como una técnica delicada y con carácter propio.

El trazo a caña

dibujo-a-cana

La caña permite la realización de muchos tipos de trazo, dependiendo de las necesidades del dibujo que se realice.

El trazo de la punta de la caña tiene una característica blanda por excelencia, lejos del trazado duro de la pluma metálica; sin embargo, valga la comparación, el trazo de la caña no permite las modulaciones inmediatas que permite la plumilla metálica.

El trazo de la caña es rico en posibilidades plásticas pues alterna dos condicionantes básicas, la presión y la cantidad de tinta que pueda llevar cargada otra cuestión es la de alternar estas dos posibilidades básicas con el hecho de que la tinta se encuentre aguada; permitiendo en este caso no solo la intervención textura da del negro, sino también la propia graduación de grises en el trazo.

Formas geométricas para componer

Los esquemas de composición más simples y prácticos son los que menos complicación ofrecen en su representación, o sea, la minima expresión de las formas o su reducción a esquemas geométricos.

De este modo resulta fácil situar los diferentes elementos esquematizados en el cuadro y establecer las diferentes proporciones existentes entre los diferentes objetos del modelo.

formas-geometricas-para-componer

Todos los elementos de la Naturaleza se pueden llegar a esquematizar dentro de formas simples que abarquen la totalidad de su contenido, pudiéndose posteriormente presentar un desarrollo mas avanzado de las formas.

El reparto de los pesos en el dibujo

En un cuadro, el equilibrio se observa a partir de la disposición de los diferentes elementos que lo componen, pero no necesariamente son únicamente elementos compositivos los objetos del modelo.

En el dibujo realizado con variedades tonales, las masas de sombra también ejercen un peso visual que se puede contrarrestar a partir de la apertura de blancos.

Los pesos en el dibujo se entienden a partir del juego de equilibrios entre las masas de sombra y las de las luces; de hecho pueden establecerse una serie de líneas imaginarias o esquemas que indican el reparto de masas en un dibujo determinado.

La composición, a partir de las masas de grises en los dibujos con un gran sentido de la valoración tonal, se compensa con puntos de luz situados de manera que se equilibren los pesos luminosos de la composición.

La posición del mango

La plumilla sirve tanto para realizar un trazado uniforme y caligráfico, como para modular trazos que se abren y cierran en grosor. La presión es fundamental en la variación del trazo sobre el papel; por ello debe observarse que la posición del mango con respecto al papel va a ser un condicionante fundamental en el trazado.

El mango tornado de forma normal, como cuando se escribe, permite realizar trazos regulares, de igual presión en su recorrido; el mango tornado mucho más inclinado permite que la plumilla se abra al presionarla sobre el papel, pudiéndose de este modo modular un trazo en el cual oscile el grosor durante su recorrido.

El papel apropiado para la tinta

la-posicion-del-mango

La elección del papel es de gran importancia dependiendo del tipo de trabajo que se vara a realizar.

Un papel satinado gran calidad es apropiado para la realización de cualquier técnica, ya que, al no presentar textura, tanto plumilla como estilógrafo corren por el mismo sin ningún tipo de obstáculo; en cambio, un papel que presenta una textura o un grano marcado, se hace especialmente apropiado, cuando la técnica así lo requiera, para dibujo a caña o a pincel, produciéndose un relevante efecto textura do.

Otras aplicaciones y técnicas

La tinta tiene un sinfín de posibles aplicaciones, ya que se puede entender como un amplio universo monocromo, con las mismas posibilidades que tendría el campo del color, pero vistas desde el punto dibujantico.

La práctica del dibujo a tinta es la única forma que tiene el artista de familiarizarse con los múltiples recursos técnicos que se pueden aportar con los diferentes medios: estilógrafo, plumilla, reservas o aguadas.

Aplicación del puntillismo con estilógrafo

otras-aplicaciones-y-tecnicas

El estilógrafo permite la realización de una trama formada por puntos regulares, sin alteraciones en su textura. Esta característica facilita la labor puntillista, que consiste en la creación de planos de grises a partir de puntear una zona con una densidad determinada.

El puntillismo se puede acercar a la realización de trabajos casi fotográficos, pues los grises que se logran a partir de la proximidad de unos puntos con otros van del blanco hasta el negro más denso.

Por lo general, este tipo de dibujo requiere un planteamiento a lápiz, de entrada muy precisa, sombras y valoración incluidas; se empieza por puntear las zonas más oscuras, bajando la densidad del punteado a medida que la sombra decrece.

El desnudo

El desnudo a través del dibujo es una de las manifestaciones artísticas más bellas que pueden existir. El estudio de la proporción humana y el desarrollo de las formas a través de su representación sobre el papel encierran un compendio de técnica y sensibilidad que solo se puede poner de manifiesto a través de la práctica.

La representación del desnudo requiere la aplicación de todas las técnicas dibujanticas, desde la realización de un encaje perfecto a la correcta aplicación de la valoración de los distintos niveles de grises, a fin de realzar el volumen a través de la luz y el dominio de las proporciones.

El estudio de la pose en el dibujo

el-desnudo

El estudio de la pose es uno de los temas más atrayentes para el dibujante y, en general, para la mayoría de los artistas. El tema del desnudo se puede abordar a partir de cualquier técnica de dibujo, siendo lo mas importante la comprensión de las proporciones y la relación que tienen entre si las diferentes partes del cuerpo.

Para entender correctamente el cuerpo humano y poderlo representar con precisión, la practica es la mejor enseñanza. Se pueden tomar sesiones de modelo en la mayoría de las escuelas de Bellas Artes; en algunas se puede asistir por libre, en otras pagando una cierta cantidad, que nunca suele ser excesiva.

El apunte y el dibujo definitivo

El proceso que abarca desde el apunte hasta el dibujo definitivo es básicamente valorativo; en el los pequeños aportes de tonos mas oscuros sirven para definir los volúmenes que en el primer proceso de valoración habían quedado mas planos.

Desde el difuminado hasta el acabado del dibujo, el trabajo que se realiza con los dedos se alterna con el trazado de la barrita de sanguina, restando presencia al trazo en unas ocasiones o bien perfilando la forma a fin de definirla en su contraste contra el fondo.